Home / Madrid / Coronavirus: La sanidad madrileña teme una explosión de contagios | Sociedad

Coronavirus: La sanidad madrileña teme una explosión de contagios | Sociedad

Una sanitaria hace el primer cribado y reparte mascarillas en el hall de entrada del Centro de Salud Calesas en Usera en Madrid.
Una sanitaria hace el primer cribado y reparte mascarillas en el hall de entrada del Centro de Salud Calesas en Usera en Madrid.Andrea Comas / EL PAÍS

Los profesionales sanitarios de Madrid están preocupados y temen que la situación se pueda descontrolar en cualquier momento. Aunque la comunidad no está entre las que menciona el Ministerio de Sanidad cuando destaca las que tienen mayores problemas de brotes o de transmisión comunitaria, los contagios han ido subiendo progresivamente en las últimas dos semanas, con incidencias acumuladas que empiezan a inquietar, como las de Leganés, Fuenlabrada y Móstoles, grandes municipios en el conocido como cinturón rojo, al sur de la capital.

Al aumento de los casos se suma la precaria situación de la atención primaria y la aún más escasa plantilla de salud pública, que son las que deben detectar rápidamente los positivos y buscar sus posibles contactos. Los rastreadores en la región son solo 142 (hay otros 40 profesionales que dan apoyo en el Centro de Atención Personalizada controlando que los afectados cumplan la cuarentena), según ha reconocido esta semana el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en la primera rueda de prensa que daba en cuatro meses. Uno por cada 47.000 habitantes, muy lejos de la recomendación de uno por cada 5.500.

Los médicos de familia consultados ya están notando el incremento de casos en sus consultas y denuncian que el rastreo no se está haciendo bien. Mar Noguerol, médica en Fuenlabrada, explica que hace unas semanas había un goteo de positivos, aunque en su mayoría asintomáticos. En muchos casos se sospechaba que ni siquiera podían infectar y que el rastro de virus que detecta la prueba fuera residual. Pero en la última semana están llegando con síntomas claros de coronavirus como fiebre, tos y disnea. “Este viernes hemos mandado dos neumonías al hospital, una de ellas bilateral, cuando hacía tiempo que no las veíamos”, explica. Están apareciendo casos en comunidades de inmigrantes subsaharianos donde sospechan que puede haber ya transmisión comunitaria. Uno de los últimos pacientes en dar positivo, un hombre de mediana edad, vivía con su madre mayor. Ella también fue testada y dio positivo. “Pero el señor tiene dos hijas con las que ha tenido contacto estrecho y a ellas no las ha llamado nadie”, explica Noguerol.

La Comunidad de Madrid ha pasado en apenas 24 horas de asegurar que no era necesario reforzar el área de salud pública —así lo dijo el consejero el jueves— a enviar un correo electrónico el viernes por la tarde para pedir colaboración urgente “ante la evolución de la situación epidemiológica”. “Hacemos extensiva esta petición a todo el que tenga experiencia con la realización de encuestas y pueda colaborar acudiendo presencialmente”, dice el email. Una pista más de que la situación puede no estar tan controlada como parece. “Ahora el hospital está tranquilo porque los ingresos llegan con retraso después de un aumento de casos en la población”, asegura un médico del hospital de Fuenlabrada. “Esperamos la explosión la semana que viene”, advierte el facultativo, muy nervioso por los datos de su localidad, con una incidencia acumulada (casos por 100.000 habitantes) a siete días tres veces mayor que la de Madrid capital (16,52 frente a los 5,24 de Madrid), según un informe de Salud Pública del 21 de julio.

A principios de mes la región reportaba al Ministerio de Sanidad entre 25 y 50 casos nuevos en las 24 horas anteriores. Esta semana ya ha pasado de 100 diarios. Los dos últimos informes epidemiológicos semanales que ha elaborado la Dirección General de Salud Pública de Madrid, del 14 y del 21 de julio, muestran que la incidencia acumulada a siete días se ha disparado en Fuenlabrada, Leganés y Móstoles. San Sebastián de los Reyes y Majadahonda también tiene más casos que la semana anterior, pero su incidencia aún es baja.

Los médicos de familia hacen una parte del rastreo, la de los convivientes de los positivos, que son también pacientes suyos. Del resto no saben nada. “Los pacientes nos dicen que tardan entre seis y siete días en ponerse en contacto con ellos”, asegura Carlos Martín, director del centro de salud Dos de Mayo de Móstoles. Durante ese tiempo, explica, el virus sigue propagándose. Centros como el suyo están con las plantillas al 50% o incluso menos. El próximo lunes, de las 11 consultas del turno de tarde solo estarán cuatro. Las bajas no se cubren y tampoco hay sustitutos para las vacaciones, denuncia. Martín recuerda que Madrid está empleando 50 millones de euros en construir un nuevo hospital para pandemias, cuando lo que se debería hacer “es prevención, para que los pacientes no tengan que llegar allí”.

La realización de PCR no es un problema, coinciden los médicos consultados. Hay capacidad de sobra para hacer esta prueba diagnóstica y los resultados llegan con relativa rapidez. Hay casos en los que no es así, como en los centros de salud de Fuenlabrada, ya que las muestras no se analizan en el hospital de esta localidad. “Por esto tardan dos o tres días, cuando si se hicieran en el nuestro las tendríamos en seis horas. Es delirante”, dice Mar Noguerol. Vicente Baos, médico de familia en Collado Villalba, apunta a otro problema: la falta de coordinación entre comunidades. Explica el caso de una mujer que fue a consultar porque su amigo, con el que había celebrado un cumpleaños, había dado positivo en Toledo. No la había llamado nadie y como estaba inquieta fue a preguntar qué debía hacer. “Algunos se preocupan y llaman o vienen ellos mismos, pero ¿qué pasa con los que no?”, se pregunta.

Obtener datos sobre la situación de Madrid es complicado. Esta comunidad no publica, por ejemplo, la tasa de positividad, es decir, cuántas pruebas PCR de las que se hacen dan positivo. Tampoco desglosa de dónde salen los más de 100 casos diarios que diagnostica y que comunica a Sanidad. Si tiene tan pocos brotes abiertos, ¿cómo se contagian esas personas? Madrid notificó el viernes dos nuevos brotes, con lo que en total acumula nueve desde el inicio de la desescalada, con 68 contagiados. Los dos estaban vinculados al ocio nocturno y a personas jóvenes. Seguir la evolución de la incidencia por municipios tampoco es sencillo porque Sanidad borra de su página web los informes epidemiológicos de semanas anteriores. Los datos de hospitalizaciones muestran que la situación se mantiene estable, tal como dice el facultativo de Fuenlabrada. Hay 115 pacientes de coronavirus-19 ingresados en los hospitales madrileños.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Buscador: La nueva normalidad por municipios

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

Source link

Puede interesarte

Madrid prevé aumentar el número máximo de personas en las reuniones navideñas

“Ser estrictos ahora para ser ambiciosos en Navidad”. Ese es el mantra que se repite …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *